jueves, 6 de octubre de 2011

HELADO DE LAVANDA

Las flores frescas de lavanda pueden servir para preparar un helado original y aromático. La miel también suele usarse como complemento al sabor de la lavanda. Acompañado con barquillos, este singular helado resultará un perfecto postre veraniego.



NECESITARÁS:

Para 4 personas

175 g de miel
450 ml de nata espesa
15 ml de flores de lavanda


PREPARACIÓN DEL HELADO


- El tipo de miel que emplees afectará al sabor del helado. Si puedes conseguirla, utiliza miel de lavanda, si no, utiliza miel de flores.

- Es más fácil preparar un postre perfectamente suave y cremoso en una heladera, aunque no hay razón que impida prepararlo en el congelador del frigorífico.


Coloca la miel en un cazo pequeño y caliéntala suavemente a fuego lento. Si la miel estuviera cristalizada espera hasta que esté bien clara.





Prensa las flores de lavanda y añádelas a la miel.





Agrega la nata y mezcla suavemente.

Traslada la mezcla a una heladora y utilízala según instrucciones del fabricante para que los ingredientes de la preparación consigan el punto helado deseado.




Servir con barquillos o galletas de postre.


CONSEJO

Si no dispones de heladora, bate la nata hasta que esté espesa y prepara el helado en el congelador del frigorífico. Sácalo y bátelo cada treinta minutos, para eliminar los cristales de hielo que se formarán durante la congelación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...